dijous, 15 de novembre de 2007

La libertad (como patrimonio de la humanidad)

Si en algún tiempo la libertad fue libertad temo que la imagen se queda atrás, en la infancia donde las cosas son y no solo parecen. De poco sirve suspirar e intentar mirar atrás o lo que es peor llegar a convertir la libertad en un deber pues deja de ser libertad para convertirse en algo tan pesado como la responsabilidad obligada sobre cuestiones que irónicamente no dependen siempre de uno y no está en "libertad" de elegir la opción que cree correcta. Es difícil ver la libertad como tal siendo una obligación. Quizás no todos quieran llevar consigo la difícil tarea de la libertad propia pero en eso consiste la libertad, en poder declinar tal cosa si así se desea hacer.
En que momento la "seguridad", o lo que actualmente supone tal término, ha encadenado a la libertad. ¿Qué es la libertad? No hace falta mirar un diccionario para entender lo que es, solo hace falta mirar dentro de uno mismo para ver que es una cosa que el hombre y la mujer ansían, no hace falta hablar de igualdades y derechos de... simplemente de la Libertad de ser, de querer, de decir... no hace falta irnos al utopismo de la anarquía (si bien no tengo claro que sea algo tan utópico en términos más concretos).
Las culpas de, las responsabilidades de.... todo cae en un saco con demasiado espacio que llevamos con nosotros, pesan demasiado pero aun así seguimos adelante cargando con el mismo peso a otras personas, no sé si esperando librarnos de un poco de nuestro peso o simplemente, y lo más duro de pensar, seguimos un patrón porque no nos hemos ni tan siquiera planteado lo que supone hacer lo que hacemos.
"Ten cuidado", "Cuidaros mucho"... no hay palabras simples y simplemente no son solo palabras. Todo tiene un efecto y ese efecto es normalmente el miedo y una sociedad empapada de miedo finalmente puede acabar basando su libertad en la seguridad, en luchar contra un miedo que no se sabe bien a que o a quien, y de lo que algunos medios, personas, etc se encargan de "solucionar" proponiendo diferentes dianas contra las que arrojar ese miedo y esa lucha, y la rabia que intentando tapar nuestra ignorancia y miedo se crea.

La Libertad ya solo se ve como una estatua con una antorcha en la mano... un "no sé que de la Revolución francesa", algo que debe ser protegido para no caer en el olvido.





Bendita inocencia... si hay algo que nunca podrá olvidar el hombre es la Libertad...